No los pisen, ¡cómanselos!

Por  R. Landini.

En la gastronomía mexicana con sus variados sabores y recetas se ha ganado el respeto de mucha gente alrededor del mundo, platillos como el mole, las enchiladas, quesadillas, los famosos tacos y pozole entre otras, ya son parte de la vida diaria en nuestro país y las consumimos gustosos la mayor parte del año, pero… ¿qué hay de la otra comida?

La que para muchos sigue siendo demasiado exótica, uno nunca espera ver cuerpos con patitas diminutas en una tortilla o caldo claramente demandaríamos al restaurante, le gritaríamos al mesero y seguro que saldríamos enojados de ahí esperando a que salubridad hiciera su trabajo.

Bueno hoy les hablaré de cómo es la cosa cuando en realidad nuestros platillos son los bichos, insectos saltarines y rastreros, crustáceos diminutos y hasta pequeños mamíferos con mala fama, han sido parte del deleite de muchos desde tiempo atrás, he aquí un ejemplo:

  • Los Chapulines: este insecto saltarín se encuentra en pastos altos en zonas a campo abierto en la mayor parte del país. Se doran en un comal y son un perfecto alimento nutritivo, con un sabor tostado y un toque de sal, suelen comerse en tacos con salsa o como botana con limón y sal.
  • Las Cuetlas: estas son unas orugas de mariposa las cuales son oriundas del centro de Veracruz, en el estado de Puebla se recolectan de algunas plantas como son la chia, cuaulote, tlahuilote y jonote. Su preparación consiste en hervirlas sin cabeza en una olla  con hierbas, después freírlas en aceite para después consumirse con tortilla y salsa de chile pasilla.
  • Los Jumiles: estas chinches que crecen en los árboles de encino son oriundas de los estados de Morelos y Guerrero, la mayoría de la gente los consume vivos o tostados y machacados en una salsa verde o guacamole, los cuales le agregan más sabor, vivos tienen un sabor muy fuerte perfumado y picoso, un tanto exótico al paladar.
  • El Chinicuil: Es un gusano de color rojizo de 5 cm de largo al cual se le considera una plaga para el maguey (no confundir con los gusanos de maguey) pero no se le combate ya que su consumo es muy popular. Se le encuentra en zonas desérticas donde abunda el maguey, pueden ser consumidos tostados en una tortilla con guacamole o machacados en salsa para tacos, también son tostados y pulverizados con sal para acompañar un buen trago de Mezcal de Oaxaca.
  • Los Escamoles: son las larvas de un tipo de hormiga, muy apreciadas y de elevado costo actualmente. Su recolección es difícil ya que la hormiga escamolera es muy agresiva, se encuentran en los estados de Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala llamados también “maicitos” por su parecido con la leguminosa, su preparación es muy variada se pueden preparar fritos con mantequilla y epazote, en salsa verde, en mixiotes, en mole o en barbacoa.
  • Los Acociles: Aunque no sea un insecto su tamaño lo hace exótico, este crustáceo diminuto parecido a los langostinos el cual se encuentra en ríos y lagos de México. Ha sido consumido desde tiempos remotos, su consumo es variado ya que se pueden hervir lo cual les da su característico color rojo y de ahí pueden comerse con limón y sal, como comúnmente los encontramos en los mercados y tianguis, en caldos, cocteles y en tacos con una buena salsa, de sabor parecido al camarón son un rico y peculiar bocadillo.
  • El Gusano de Maguey: Es una larva de mariposa de color blanco que vive dentro de las pencas y raíces del maguey, se encuentra en zonas pulqueras del país como Hidalgo, Tlaxcala y Edo. de México, su precio es elevado ya que su recolección es muy difícil, su preparación consiste en dorar a la larva en un poco de aceite, se consume en tacos con una salsa al gusto, de sabor a chicharrón dorado, es una exquisitez para muchos paladares y apreciado en todo el país.

Así pues México contiene gran variedad de gastronomía exótica además de las ya mencionadas para muchos es una gran aventura probarla para otros simplemente es demasiado extremo, así que la próxima vez que vean un bicho en su plato, no lo pisen o le den un escobazo, mejor cómanselo.