La Historia del Vocho. El auto del Siglo.

 

Por Victoria Mallet.

Existen pocas siluetas tan emblemáticas como la del “vocho”, el iniciador de la historia de uno de los grupos automotrices más poderosos de la actualidad y el encargado de mover a Alemania tras la Segunda Guerra Mundial, y al globo por más de seis décadas.

Literalmente el significado de la palabra “Volkswagen” es “el Auto del Pueblo”. En Alemania, la idea no era exactamente nueva. Antes de los años treinta se hicieron muchos esfuerzos para crear automóviles más simples que estuviesen al alcance de todos pero ninguno lo hizo como esta marca.

Casi todos los automóviles antes de los años 30, aún cuando intentaron satisfacer las más simples necesidades de los trabajadores, sobrepasaban ampliamente la capacidad de endeudamiento de éstos.

Desarrollado por Ferdinand Porsche entre 1932 y 1938 por encargo de Adolfo Hitler, este vehículo recorrió más de 2.9 millones de kilómetros de pruebas y cuando el Type 1 fue presentado, el Führer lo nombró KdF-Wagen -Kraft durch Freude o Fuerza a través de la alegría-. El primer vocho montaba un motor boxer de cuatro cilindros de 995 CC de cilindrada y 25 caballos de fuerza, que movía el eje trasero.

Esta planta de poder era enfriada por una turbina, método de refrigeración que mantuvo durante toda su producción y que compartía con los motores de Porsche hasta finales de los noventa. Con el paso de los años, la popularidad de este vehículo comenzó a crecer, sobre todo por lo barato y sencillo que era su mantenimiento.

Durante la década de los sesenta y setenta se convirtió en un ícono de los movimientos hippie y surfer.

En marzo de 1954, el vocho llegó a nuestro país como parte de la Exposición Alemania y su Industria, cuatro unidades del vehículo ingresaron por la aduana del Puerto de Veracruz. Al ver el éxito del coche, el príncipe alemán Alfonso de Hohenlohe-Langenburg, sobrino de un amigo de Ferdinand Porsche, comienza a importar el auto de Alemania.

Para probar la resistencia del automóvil, en ese momento en México se vendían grandes autos americanos, así que Hohenlohe-Langenburg inscribió 7 sedanes en la Carrera Panamericana, y a pesar de que no ganaron, completaron los más de tres mil kilómetros de competencia sin ningún contratiempo.

Tras esta demostración, Hohenlohe abrió una distribuidora, el primer punto de venta de la marca en nuestro país, pero fue hasta 1961 que se comenzó a fabricar en México. Para 1962 la marca abre su primera planta en

nuestro país en Xalostoc, Estado de México. Ésta fabricaba 10 coches al día. Dos años más tarde la firma se tuvo que mudar a Puebla a una fábrica mucho más grande y lista para atender la demanda.

Mientras tanto en el mundo la popularidad del auto seguía en aumento, lo mismo brillaba en las calles de Europa que en las pantallas de televisión de Estados Unidos como Herbie en “Cupido Motorizado”, incluso “Bumblebee”, de la serie Transformers, decidió ser un vocho cuando llegó a la Tierra.

Con la llegada de nuevos modelos, el vocho comenzó a desaparecer de mercados como Europa, Japón y Estados Unidos a finales de los setenta, aunque se siguió fabricando en México y Brasil.

Gracias a su forma en Alemania comenzaron a llamarle Käfer, que significa escarabajo, y así como en su país natal comenzó a recibir apodos en todo el mundo, la gran mayoría haciendo alusión a su forma de insecto, a su frente que recuerda a una rana o una tortuga.

En 1994, la marca sorprendió al mundo con la presentación del Concept One en el Salón de Detroit, un auto concepto que reinterpretaba las líneas del vocho, tras la gran aceptación, decidió llevarlo a la producción y así en 1998 nació el primer retro car de la historia, el cual marcó una tendencia que en la actualidad algunos modelos siguen con gran éxito.

Desafortunadamente la esencia del auto no se pudo mantener intacta ya que el motor fue colocado en la parte frontal, la tracción también se mudó a las ruedas delanteras y desapareció el hueco entre el respaldo del asiento y el medallón.

En diciembre de 1945 inició su producción en serie que concluyó hasta el 30 de julio de 2003 en la planta Puebla. En México se produjeron un millón 691 mil 542 autos, de un total de 21 millones 529 mil 464 unidades en 20 países.

La última unidad fue una serie especial de tres mil unidades que retomó algunos conceptos del auto original en su imagen como defensas, tapones y espejos laterales, así como rines de acero en el color de la carrocería.

El último vocho, el número tres mil de una edición especial, fue un vehículo color “azul acuario” con un motor de 1.6 litros de gasolina y 46 caballos de fuerza. El símbolo “Ultima Edición” en la tapa de la guantera y el emblema de la marca, completaron la imagen de este modelo clásico.

Posiblemente Hitler jamás imagino -sus intenciones eran otras- que su sueño de motorizar a todas las familias alemanas se convertiría en una tangible realidad de la industria automovilística mundial.

Los nombres del vocho 

En setenta años de historia, el vocho diseñado por Ferdinand Porsche contó con un sinnúmero de denominaciones de acuerdo a los países en que se vendió:

  • ALEMANIA – Käfer
  • AFGANISTAN – Fulox-e-baqa-e
  • AUSTRIA – Kugel Porsche
  • BÉLGICA – Keverke
  • BRASIL – Fusca
  • BULGARIA – Kostenurka
  • CANADÁ – Punch Buggy
  • CHILE – Escarabajo
  • COSTA RICA – Bocho
  • CROACIA – Buba
  • CUBA – Huevito
  • REPÚBLICA CHECA – Brouk
  • DINAMARCA – Bobble
  • REPÚBLICA DOMINICANA – Cepillo
  • ECUADOR – Pichirilo
  • EGIPTO – Elkhonfesa
  • ESTONIA – Pornikas
  • FINLANDIA – Kupla
  • FRANCIA – Cocinelle
  • GRECIA – Skaraveos
  • GUATEMALA – Cuca
  • HONDURAS – Cucarachita
  • HUNGRÍA – Bogár
  • ISLANDIA – Bjalla
  • INDONESIA – Kodok
  • ITALIA – Maggiolino
  • ISRAEL – Hiposhit
  • JAPÓN – Kabuto-Mushi
  • LATVIA – Vabole
  • LITUANIA – Vabalas
  • LUXEMBURGO – Krabbeli
  • MACEDONIA – Buba
  • MALASIA – Kereta Kura-Kura
  • MALTA – Hanfusa
  • MÉXICO – Vocho
  • NORUEGA – Bobla
  • PAKISTÁN – Foxy
  • PARAGUAY – Escarabajo / Boby
  • PORTUGAL – Corocha
  • POLONIA – Garbos
  • PUERTO RICO – Bolillo / Volky
  • RUMANIA – Broasca
  • RUSIA – Juchek
  • SLOVAQUIA – Chrobak
  • SLOVENIA – Hrosc
  • SUECIA – Bubblan
  • TAIWÁN – Gin-Kwe
  • TAILANDIA – Tao
  • TURQUÍA – Vosvos
  • YUGOSLAVIA – Buba