Juguetes mexicanos: Juego de niños y su tradición.

Por Alan M. Núñez y Roberto Escobedo.

Los juguetes son expresiones muy representativas de los pueblos. En los juguetes tradicionales podemos observar algunas de las características del pueblo de México, como su ingenio, su humor y su colorido.

Aunque no se puede documentar una fecha exacta para el origen de los juguetes, se cree que desde épocas prehispánicas cualquier objeto era utilizado como motivo de juego por lo tanto reciben el nombre de juguetes.

Los juguetes son nuestro legado de tradición y de costumbres. En ellos se expresa la manera de ver la vida de las personas que los hacen. En México la variedad de formas, materiales y colores se ha plasmado en las creaciones de miles de artesanos, que recrean sus inquietudes en infinidad de juguetes. Lo más importante del juego son la fantasía y la imaginación que, de un modo libre y creativo, hacen de nuestros juguetes tradicionales, promotores de nuestras costumbres y tradiciones.

La historia del juguete mexicano es también la historia de la humanidad. Alrededor de 1860, la producción de juguetes comenzó a realizarse en grandes fábricas, lo que amenazó la elaboración artesanal.

Los juguetes más de ser un medio de educación, son también una mercadería, y tanto los que los fabrican como los que los venden tienen que considerarlos desde puntos de vista económicos.

El juguete como mercancía existe desde el siglo XV.

La cultura popular mexicana sigue vigente y pone de manifiesto valores culturales que descienden de la tradición indígena a lo que se unieron manifestaciones españolas. México como país pluricultural, tiene en la actualidad muchas y muy variadas expresiones tradicionales propias, entre los que destacan precisamente los juguetes.

Hace unas cuatro o cinco décadas, los juguetes populares, constituían verdaderos instrumentos de juego, diversión y entretenimiento; y sus propias limitaciones técnicas el juguete permitía a la imaginación infantil complementar y dar sentido a su existencia. Los juguetes tradicionales nunca han perdido su popularidad y se han adaptado a las costumbres de cada región.

Muchos objetos utilizados en la vida cotidiana de tiempos anteriores, han sido sustituidos parcial o totalmente por nuevos de alta calidad tecnológica, modificando tanto la estructura como los materiales, éstos han sido impulsados por la globalización y los medios de comunicación. Sin embargo, son irremplazables los trompos, los muñecos de barro, las pirinolas, las sonajas, los dados, las matracas, los papalotes, los soldados de plomo, los trenes de madera y los yoyos.

BALERO:

Es un juguete de malabares compuesto de un tallo generalmente de madera unido por una cuerda a una bola horadada por uno o varios agujeros de un diámetro ajustado al tallo, cuyo objetivo es hacer incrustar un eje delgado al hueco del mazo.

El balero consiste en una bocha o cilindro de unos seis centímetros de diámetro, hecha generalmente de cedro, sauce o álamo. La esfera tiene un agujero de hasta cuatro centímetros de profundidad. Por un pequeño orificio se comunica con la superficie de la esfera, y a través del mismo pasa un hilo de unos 35 o 40 centímetros de largo; este hilo se une a un palillo cuyo grosor es ligeramente menor al del agujero y canal interior de la esfera.

El juego consiste en tomar el palillo con la mano dejando colgar la bocha. Luego se impulsa hacia arriba y adentro, tratando de embocar la esfera en el palillo, actuando alternativamente un jugador y otro, considerándose aciertos a cada emboque y pérdida a cada intento frustrado. Los tantos propuestos como meta se establecen al inicio del juego.

Hay una gran variedad de baleros, en cuanto al tamaño, la forma y el material del que están hechos. En México, por ejemplo, los baleros reproducen el típico sombrero del charro.

LOTERÍA:

Es un juego para niños y para adultos.

Es muy común jugarla en las ferias de los pueblos o en alguna kermesse, donde uno puede ganar otros juguetes, como cochinitos de barro, muñecos de trapo o rifles de madera, además la lotería es muy representativa del diseño gráfico popular mexicano.

Consiste en un grupo de barajas con figuras determinadas y con varios cartones que contienen un número determinado de éstas figuras ordenado al azar. Los jugadores toman cartones y uno de ellos además, previo a haber revuelto perfectamente el mazo, va “cantando” una a una las barajas y dando el nombre de cada una hasta que uno de los jugadores completa su “carton”, a esto se le llama en México “Loteriaaaaaa”.

YO-YO:

El yo-yo es un juguete formado por un disco de madera, de plástico o de otros materiales con una ranura profunda en el centro de todo el borde, alrededor de la cual se enrolla un cordón que, anudado a un dedo se hace subir y bajar alternativamente. Se maneja el disco mediante deslizadas de la cuerda hacia arriba y abajo.

TROMPO:

El trompo o peón es un juguete consistente en una peonza acompañada de una cuerda. Enrollando la cuerda alrededor del trompo y tirando violentamente de uno de sus extremos a la vez que se lanza el conjunto contra el suelo, se consigue que el trompo rote sobre su punta, manteniéndose erguido y girando en el suelo.

Se utiliza como juguete existiendo numerosas formas derivadas de la peonza clásica, que se hace girar con la mano, normalmente gracias a un saliente en vertical que permite imprimir la fuerza angular.

CANICAS:

Pequeñas esferas de vidrio, arcilla, metal, alabastro o cerámica que se usan para jugar a las canicas, es preferible hacerlo sobre suelo de tierra. Se comienza haciendo un hoyo de unos 8 centímetros de diámetro y 3 centímetros de profundidad aproximadamente.

El juego de las canicas lo pueden jugar 2 o más jugadores. Hay tres formas diferentes de jugarlo: el bombardero, el círculo y el túnel.

MATRACA:

La matraca, carraca o carraco es un instrumento musical de percusión de la familia de los idiófonos, consta de un cuerpo o tablero de madera al que se le unen unos martilletes móviles, que pueden ser de madera o metal, que son los que se encargan de golpear el cuerpo de madera, según el tipo de matraca puede tener tres, dos, o un solo martillo, además también tiene un mango para sujetarla. El sonido se produce al sujetar la carraca por el mango y hacerla girar.

MARIONETA:

Una marioneta o un títere es una figurilla o muñeco de trapo, madera o cualquier otro material, usado para representar obras de teatro, las marionetas son controladas por otra persona que maneja a la marioneta haciendo que el muñeco mueva cierta parte de su cuerpo, mientras el que lo controla tira de hilos transparentes que cuelgan de la marioneta.

La producción de juguetes populares elaborados por los artesanos de diferentes estados, ha disminuido debido a la competencia de los juguetes comerciales y a los cambios de intereses lúdicos generados por la televisión y la aparición de los juguetes electrónicos entre los niños; sin embargo debemos conservar esta cultura popular, para que las siguientes generaciones logren conocer el gran legado popular que México tiene para ellos.

Art Decó México agradece la colaboración del MUJAM (Museo del Juguete Antiguo Mexicano) y su fundador Roberto Shimizu para la elaboración de este articulo.

¡Conoce este museo con la exposición permanente más grande del mundo con mas de 40,000 piezas!

Ubicado en Dr. Olvera #15, casi esquina con Eje Lázaro Cárdenas, Col. Doctores, a dos calles del Metro Obrera, ademas cuenta con estacionamiento.

Abierto de lunes a viernes de 9 a 18 h y domingos de 9 a 16 h. Tel.: 5588 – 2100.

No olvides vistar su página: www.museodeljuguete.mx